3 comentarios para “Una experiencia personalista en la Universidad de Buenos Aires, 1ra. parte”

  1. matilde garcia moritan

    Mi querido Javier:
    he leido la primera parte de tu ponencia, que me pareció realmente
    interesante y bien escrita. El texto denota tu intensa búsqueda y tu
    capacidad de buscar un espacio de intersección entre dioferentes campos
    ideológicos.

    Al leerla me preguntaba ¿en la casa de cuál abuelo encontrste el libro de
    Jacques Maritain? en la de Coco?

    Me parece fantástico que, al presentar tu tesis, hayas planteado tu tema de
    interés tan ligado a la postura ideológica que lo sustentaba; y que no te
    dejaste amedrentar por quienes te indicaban (probablemente con amor) que
    presentes algo menos combativo.

    En relación al texto, un par de comenterios. No he leido nada referente al
    Personalismo (y eso me averguenza un poco, pero bueno, ya lo haré, en
    serio), así que mi ignorancia me impide hablar con demasiada autoridad.
    Igual te digo, una de las cosas que escribis y que más me impactó fue
    «pero bajo ningún concepto puede esto definirse de antemano, negando así
    toda dignidad a la persona y reduciéndola a una resultante de variables».
    Realmente (no idealmente) ¿crees que en LA REALIDAD es así? Yo pienso,
    ojalá lo fuera!!!!!!
    La otra cuestión, te referís a la «ferviente conversión religiosa en la que
    de forma personal entablaba un vínculo singular con Dios», entonces? el
    Personalismo es sólo para quiénes creen en Dios?

    Pero lo mejor, es que tu texto conduce a la reflexión y al debate!!!!!

    Un abrazo, fuerte
    Matilde

  2. Juan Carlos Vila

    Voy a por la segunda parte, pero quería decirte que me parece muy interesante tu respuesta a la pregunta de Matilde sobre si el Personalismo es sólo para creyentes. Mi respuesta a esa pregunta siempre ha sido no, y en esa batalla camino, desde mi fe sin militancia en religión concreta hoy por hoy, pero entendiendo que la gente reaccione así, pues sólo parecen referirse al personalismo quienes militan en la Iglesia Católica. Llevo un tiempo hablando de esto en ambientes musulmanes, y te diré que me está sirviendo al menos para abrirle puertas, pero aún queda el ateísmo. De momento eso se queda en un diálogo con Camus a través de L’homme revolté.

Deja tu comentario Juan Carlos Vila

Click para cancelar.

-->