6 comentarios para “La comunicación que dice a la persona”

  1. Laura

    Javier, sería realmente revolucionario que la comunicación hoy día fuese, de «corazón a corazón», como la proponía Casiano, el Maestro de Carrasqueda, el personaje de Unamuno.
    La comunicación de «existencia a existencia» hasta Jaspers la propone como un origen del filosofar!
    Si cada uno de nuestros comunicadores, en vez de poner en práctica sólo artilugios de la sofística, tuviesen presente que la comunicación es donación de ser también, seguramente entre tantas palabras huecas, vacías y que se lleva el viento encontraríamos riqueza, belleza y permanencia.
    Sirvan estas reflexiones de Mariano y tuyas para despertar al hombre contemporáneo dormido.

  2. actoypotencia

    Laura, gracias por esas palabras llenas de poesía: «entre tantas palabras huecas, vacías y que se lleva el viento encontraríamos riqueza, belleza y permanencia». Sí, todo sería de otra manera, ¿no? creo que es muy burda la manera en que se instrumentaliza a la persona en lo cotidiano, ahora qué alienante también para quien ejerce ese acto…

  3. Ignacio Edo

    javi muy bueno el articulo, felicitaciones!!!

  4. Mercedes

    Me gustó mucho el artículo, palabras plenas. El vacío que se produce en las palabras de tanto repetirlas y la instrumentalización de la comunicación son temas inquietantes.
    Hace un tiempo escuché una frase del P. Demetrio Jiménez que anoté porque me llamo mucho la atención y que comparto porque va en el mismo sentido: «las palabras no son solo juegos del lenguaje, son vehículos de intercambio, instrumentos de diálogo, de relación interpersonal».

  5. Flor Fernandez

    Javier, resulta difícil, después de leer un artículo excelente como el anterior, encontrar las palabras justas para aportar realmente. Simplemente puedo decir que la comunicación es para mí la interacción de almas: hasta en las conversaciones más triviales el hombre desprende de sí algo de su interioridad, a veces da lo más exquisito y enriquecedor y otras veces lo que simplemente hace vacío en su interior. Cuando comprendamos que esa entrega desinteresada del ser hacia un «otro» no es un mero mecanismo, vamos a descubrir la maravilla de la comunicación.
    ¿Por qué el marketing es sólo un modo de comunicar? Sencillamente, porque todo lo que el hombre expresa produce impacto en el otro, en este sentido, el marketing se alimenta de reacciones naturales del hombre (que puede aceptar o rechazar). Yo no he leído a ninguno de los autores que mencionaste pero creo que a través de tu artículo has sintetizado para mí un pensamiento que comparto, la comunicación atraviesa límites y aunque muchas veces tenga malos usos (como el engaño) muchas otras veces permite distinguir al individuo en la masa, conocer al otro y conocernos a nosotros mismos a través de esta conexión interhumana. (Espero haber entendido bien, je.)

    Muy buen artículo.Un abrazo.

  6. Tomas Ramos Mejia

    Comparto todos los conceptos aquí volcados por Javier, mas aun cuando tuve la posibilidad de compartirlos personalmente en una charla con el autor del artículo y no dudo en sostener que ese encuentro produjo en mi la adquisición de un plus ontológico , espero que para Javier lo haya sido también

Deja tu comentario

-->