3 comentarios para “Para ser persona”

  1. Maria Ines (a)Talita qum

    No sè de existencialismo, pero entiendo la linea de pensamiento con que se armo el video: situarme en los zapatos del otro, respetar los ritmos del otro, observar lo que hace… sin dejar de ser yo. Bien.
    Pero si en la vida «te toca» vincularte con una persona (varon o mujer) que padece una enfermedad psiquiatrica, p. ej. obsesiones compulsivas que obstaculizan seriamente la comunicacion y la convivencia, cuando es imposible humanamente ayudarla a salir de la angustia que la persona se construyo, porque es impermeable, etc. ¿como podes aplicar lo que sugiere Jaspers, Blondel, o Buber, p.ej? ¿En que te enriquece ese vinculo? Mas bien me da ganas de huir de ese espanto.
    La filosofia ¿no contempla cuando en una comunidad, se dan estas situaciones patologicas? ¿Que postura tiene la filosofia ante la psiquis y su patologia?
    Realmente me lo pregunto y con mucho dolor, porque la vida es asì, siempre tenemos que lidiar con algo parecido, (aùn con nuestros propios trastornos y encima tener que esforzarse para no lastimar a los amàs).
    Este video, mmm!!! me movio el piso.
    ¿Podrias pensar una respuesta que aune estas dos cosas? La necesito!!!!
    Gracias!
    PD: firmo con un alias porque hay otras Marias Ineses y me confundo.

    Ahh, que placer este blog, es un alivio!

  2. Gisela

    Pensaba en el ejemplo que planteas y trataba de reflexionar sobre cual sería la forma, si se quiere, de establecer un vínculo saludable con una persona con estas características y si esta relación conduciría a ambos a la felicidad.
    Creo que la felicidad de uno no puede ser la cárcel de otro y si esto ocurre, tal vez, lo mejor sea buscar alternativas para ese vínculo. Con esto, no quiero decir que una persona que padezca alguna enfermedad o trastorno sea alguien con quien no se pueda establecer una relación plena, sino que eso dependerá de ambos, de lo que desean, de lo que prima en ese lazo. Uno no puede hacer por otros, lo que ellos mismos no quieren hacer por si, el punto creo que radica en cuanto esa otra persona quiera cambiar y la disposición de uno por acompañarlo y hasta donde se estaría dispuesto a hacerlo.

    Con esto no creo responder las preguntas que planteas pero quizás se puedan abrir algunas líneas para seguir pensando sobre este tipo de cuestiones.

Deja tu comentario

-->