9 comentarios para “El populismo no es humanismo”

  1. Marisa Villalba

    ¡¡Excelente!!

  2. Debora

    Muy bueno JAVI!!

  3. caris

    Sentido, Explicativo. Y mas reflexivo que enojado y eso ME GUSTA!
    me gusta leerte Javi!

  4. Esteban J. Beltran Ulate

    El populismo es una de las muchas enfermedades que carcome al pueblo latinoamericano, como indica el autor  el populismo en lugar de enfocar la persona absolutiza al pueblo como un conglomerado uniforme, el rostro del pobre, del homosexual, del sin trabajo, es emasculado.

    El populismo no es un humanismo, es la muestra de una sociedad que no despierta en su conciencia, aceptar las dadivosas palabras de los gobernantes que periodo tras periodo ostentan el poder son exactamente las mismas en cuanto su contenido, sin embargo el grueso de la población sigue llevándolos al poder. El populismo demanda una revolución personal y comunitaria  en cuanto es necesario despertar del letargo, de la apatía politica, y permitir el amanecer de un compromiso social en favor de una agenda politica que postule un plan de acción centrado en la persona.

    E. Beltran
    Costa Rica

  5. carlos bautista

    Muy acertado y descriptivo comentario. Me parece que adquiere mayor importancia, si tenemos en cuenta que se puede considerar como «AUTOSUSTENTABLE», dado que impele a la mediocridad desde ángulos tan importantes como la educación, los servicios, los medios de comunicación, las estadisticas ,la economía, la justicia etc etc.
    atte carlos

  6. alberto

    Yo también creía que no podía ser que el populismo en el fondo terminara despreciando a la persona. Siempre pensé que era una forna equivocada de hacer política, pero con buenas intenciones. Hoy he llegado a cierta edad (58 años) y tengo la certeza que es nada más que una forma de acumular y mantenerse en el poder. Elegir como destinatario último la masificación del mensaje, es una forma perversa y deliberada de la mala política, y de allí la demagogia y el clientelismo. A la mayoría de «nuestros representantes» no les importa sacar a la gente de la pobreza, porque no dependerían tanto del gobernante de turno que maneja el Estado. Muy bueno el artículo Javier, no pierdas tus ideales como yo y seguí peleando. Saludos Alberto

  7. marta

    Javier, muy bueno el artículo y lo comentado por los lectores.
    Y pensar que los «gobiernos populares» se llenan la boca con los derechos humanos, y lo único que hacen para seguir incrementado su avaricia y poder es deshumanizar cada vez más a los carenciados.
    Por eso la falta de «educación sostenida» es lo más trágico que puede sucederle a un ser humano.

  8. Flor Fernandez

    Javi, la verdad que mejor no podría estar explicado, por vos y por los aportes de las personas que han comentado.
    El filósofo chino Lao Tsé expresa sabiamente »Si das pescado a un hombre hambriento, le nutres una jornada. Si le enseñas a pescar, le nutrirás toda la vida».
    Hoy en día lo importante para quienes manejan el país no es la promoción humana, la dignidad del hombre, sino más bien llevar una política del parche, una política que vive de la apariencia, el maquillaje de la realidad y está más pendiente del «minuto a minuto» de su exposición pensando en cómo le va con el «raiting» para quedar en horario central otros 4 años más…y no se centra en el gobierno con el que le quedan aún tres años y debería estar ocupándose de brindar los servicios públicos básicos y esenciales para una sociedad: educación, salud y seguridad DE CALIDAD. Y ni hablar de temas como el transporte público, la explotación desmedida de recursos y la impunidad de muchos …
    Lamento que este país esté conducido por personas que enmascaran su accionar bajo la insignia de lo «nacional y popular», cuando en realidad solo trabajan sobre las heridas más expuestas de una sociedad para ocultar ante los ojos fanáticos que el lema que rezan realmente es «personal e individual».
    Te mando un cálido saludo desde Mendoza.

  9. Fede

    Muy bueno Javi! Comparto y adhiero a tu reflexión. «El populismo no es humanismo» y ojalá el fin no siga justificando los medios y deje de esconderse en postulados que son fundamentales para toda sociedad y que aquí se han manipulado para la acumulación de poder y con un enfoque difuso del bienestar. Pero para ello, también es necesario que cada uno de nosotros tome conciencia de la importancia de participar, de comprometerse y de asumir las responsabilidades que nos competen; asi como exigir, al mismo tiempo, esa rendición de cuentas que mencionás. Todos somos protagonistas de este presente y artistas de un cambio…

Deja tu comentario

-->