Sobre la página

8 de enero de 2010.

Hay acontecimientos que ponen en jaque el cotidiano vivir y exigen una respuesta. Situaciones que trastocan la continuidad inmotivada y despiertan a una nueva conciencia, acaso la propia. El asomo a eso que llama pugna por hacerse cauce, aunque se navegue en aguas del sinsentido… ¿será la aventura de mirar hacia adentro y no saber de qué se trata?

La soledada a la que arroja la pregunta por el ser provoca un sacudón del que no es posible volver. Es la experiencia de constatar la imposibilidad de la comunicación, normada, legislada, vuelta palabra y que en última instancia hace intransferible la vivencia de la estancia en el mundo y más: de ese que soy yo.

Sin embargo y a pesar de lo inhóspito, el camino que conduce a dicha intimidad tan despojada como sincera, al echar paso, permite intuir una pervivencia tímida, difusa, pero que convoca. Sensación o realidad, la unidad que se vislumbra dispone a la aventura ontológica, la de la ‘incertidumbre que confía’.

En un permanente debate ante los interrogantes que nos cuestionan en nuestros valores, creencias y seguridades, desde Acto y Potencia proponemos una vuelta a las raíces del ser, con todo lo que implica el vértigo de sumirse en el silencio, la luz tenue… y nuevamente el ser, indagado desde siempre y siempre esquivo. Su encarnación en la persona humana con sus ilusiones, esperanzas, heridas y desencantos, sigue cuestionándonos desde las entrañas por la búsqueda de significado.

Nuestra propuesta

Nuestra humilde propuesta consiste en redescubrir el pensamiento, renovarlo desde lo que somos, ahí, donde el enamoramiento, la enfermedad, el vacío, el nacimiento, predisponen la conciencia hacia la aventura óntica. Se trata de dar lugar a esas interrupciones; romper el tedio homogeneizante que nos hace sentir de manera preconcebida y experimentar desde la singularidad, lo que el mundo nos ofrece; y cómo podemos responderle desde la más auténtica peculiaridad.

Hurgaremos en autores canonizados por la crítica y en otros hoy abandonados. A fin de cuentas intentaremos escenificar una “filosofía de la esperanza”, tal como Gabriel Marcel denominó a su travesía intelectual. Es que la época contemporánea, en un complejo proceso, ha desterrado el misterio, reduciendo al hombre a un cúmulo de funciones que lo catapulta a la desesperación. Y la sensación ineluctable de que no somos los dueños de nuestra vida, sino que  esa vida nos arrastra sin mediar intención. Desorbitados por la utilidad, propia de un mundo técnico, perdemos en intuición y creatividad.

¿Cómo caracterizar esos intervalos en los que nuestros suspiros parecieran preguntar por eso que se es y que escapa a la facticidad?

5 comentarios para “Sobre la página”

  1. Gonzalo Gerardo Iturbe

    Javier: Me parece bárbara tu idea de abrir ésta página web. Coincidimos en que a los dos nos gusta escribir (yo he escrito ya dos libros: “Te cuento algo que olvidé decirte ayer” y “Rendición de Cuentas”) y me encanta que me inviten a presentar (“Rendición de Cuentas” Tercera Edición ; porque el otro está totalmente agotado) el libro dando Testimonio de mi vida .
    El libro lo vendo a $30 y siempre dejo $10 por cada ejemplar , para la Fundación , la Parroquia o la Entidad que me invite , para que se usen en Obras de Bien. Lo importante es hacerlo en un Salón dónde vayan muchas personas y mis presentaciones las hago en forma muy dinámica.
    Primero doy Testimonio sobre mi accidente y recuperación y luego contesto las preguntas que quieran hacerme , los allí presentes.
    Es además un buen Testimonio para escucharlo en ésta época de Cuaresma.
    Espero que te guste la idea y quedo a tu disposición.
    Un abrazo:
    “Gonga”

  2. Diego Pasjalidis

    Felicitaciones por la página, Javier.

    Quienes te conocemos, sabemos que lo que está escrito es parte de tu esencia, y te define como una persona íntegra.

    Estoy seguro que este camino que inicias hoy, en dos años te permitirá realizarte completamente sobre esta base.

    Un abrazo, y con mi apoyo de siempre.

    Diego Pasjalidis

  3. Gisela Galimi

    Te felicito por tu página. Especialmente me gustó eso de “no te > diluyas, seguí escribiendo”. Quizá me tocó porque la escritura es mi forma de ser, de definirme.
    También te felicito por pensar menos en lo que se sabe y más en lo que se es, porque esa esencia han perdido las personas, en la búsqueda de la sabiduría y el olvido casi total de conocerse personalmente a sí mismos.
    Finalmente me sorprendió que unieras las palabras acto y potencia de esa manera. Generalmente uno piensa la potencia como algo anterior al acto, pero puestas así me dieron la sensación de proceso, de que cada acto es la potencia de otra cosa, que aún no se sabe, que sera, en medida que en el presente nos animemos a ser. Saludos, Gisela Galimi

  4. nevia elena martinez

    SIEMPRE HE ESTADO EN LA BÚSQUEDA DE ESE MISTERIO QUE NO PUEDO DEFINIR….EL SER.MI SER

Deja tu comentario